Corvina a la mantequilla

La corvina a la mantequilla es un plato que resalta la perfecta combinación entre el sabor del mar y la suavidad de la mantequilla. Con una preparación sencilla y rápida, se logra un plato delicioso y lleno de sabores frescos y naturales. Los trocitos de perejil le dan un toque fresco y aromático que complementa perfectamente cada bocado. Una opción perfecta para disfrutar en cualquier ocasión.

Platos principales
1 hora
03 Porciones

La corvina a la mantequilla es un plato exquisito que combina a la perfección el sabor del pescado con la suavidad de la mantequilla fundida.

Es ideal para compartir en una cena especial con amigos o familiares.

Al servirla en la mesa, se puede apreciar el aroma fresco del perejil junto con la salsa inglesa.

Una verdadera delicia para el paladar.

Ingredientes

1 taza de Corvina fresca

500 gramos de Mantequilla

2 cucharas de Salsa inglesa

4 cucharas de Aceite

3 cucharas de Perejil

3 cucharas de Sal

3 cucharas de Pimienta

Preparación

Paso 1 : Para empezar, es importante precalentar un sartén.

Paso 2 : Luego, añadir las cucharadas de aceite de oliva y freír la corvina junto con un poco de sal y pimienta durante 5 minutos.

Paso 3 : Una vez transcurrido ese tiempo, se debe verter la mantequilla, el perejil triturado y la salsa inglesa sobre la corvina.

Paso 4 : Mantener al fuego durante otros 5 minutos.

Paso 5 : Para finalizar, servir decorando con trocitos de perejil y disfrutar de este delicioso plato.