Desde las nevadas cumbres de los Andes, llega un postre original de Chile, que tiene una apariencia muy particular parecida a un copo de nieve, es un postre fácil y sencillo de realizar, pero muy característico de la gastronomía local.
Tiempo de lectura estimado : 1 Minuto, 16 Segundos
Un platillo que parece un copo de nieve mejor conocido como leche nevada
Un platillo que parece un copo de nieve mejor conocido como leche nevada

Origen

Su origen se remonta a la época en la que los españoles llegaron a tierras sudamericanas. Durante esta época los cruces de recetas culinarias fueron muy comunes y este delicioso postre es un ejemplo claro de esto. La leche nevada en realidad es una adaptación de un postre original francés llamado “ile Flottante” traducido al español como isla flotante.

¿Qué es?

Es un postre muy sencillo de hacer y muy económico, tiene una base de dubin casero de vainilla que se prepara con yemas de huevo, se hacen unos copos de merengue que se cocinan en leche saborizada.

Variedades

Aunque parece que el platillo no tiene mucha ciencia y su preparación no puede tener muchas variaciones, la verdad es que los chilenos han logrado generarle cambios al plato por medio de la leche que se utiliza para la preparación o adiciones que se le agregan para cambiar el sabor de la leche, por ejemplo, se le agrega leche condensada, algunos le agregan zumo de limón, jugo de durazno, almendras tostadas, canela molida o mermelada, entre muchos otros ingredientes.

Curiosidades

Este delicioso producto se puede servir frío y en algunas ocasiones caliente. Se sirve en copas individuales o pocillos, es un postre que ha logrado pasar de generación en generación y su consumo se da principalmente en fechas especiales como fechas patrias y días festivos. O en algunas fiestas familiares y en reuniones de amigos, es considerado un tipo de pasabocas o aperitivo.