¿A quién no le gusta degustar un delicioso pastel de vez en cuando? Especialmente si se trata del Pastel de Choclo, un ejemplar clásico del arsenal culinario de los chilenos.
Tiempo de lectura estimado : 1 Minuto, 32 Segundos
¿Entonces, con quién se queda el Pastel de choclo?
¿Entonces, con quién se queda el Pastel de choclo?

¿Cuál es la historia de este plato?

La historia de este plato es algo incierta, pues se ha introducido datos que acreditan a Chile y a Perú como los creadores. Y aunque esto es cierto, historiadores discuten cuál fue el primero entre ambos países, en crearlo. 
En el caso de Perú, debemos trasladamos hasta mediados del siglo XIX y siglo XX. Época en la que se comenzó a elaborar diversos platillos empleando alimentos locales, y otros traídos de Europa por los colonizadores. 
Se dice que fue en medio de una de estas creaciones, que nace el pastel de Choclo. Y que, con motivo de futuras migraciones, la receta llegaría al país chileno, que lo adoptaría como una especialidad de la casa.
Por otro lado, la versión de Chile también es muy apoyada. Incluso, la mayoría de los historiadores cree más en ésta, que en la peruana.
La historia nos lleva a mediados del siglo XIX, e inicios del siglo XX, ―que es en lo único en lo que ambas versiones están de acuerdo―. Y nos dice que fue creado en zonas rurales, donde los cultivos, el pollo y las especias eran algo fácil de conseguir, naciendo de varios juntes, el pastel de choclo.

Características del plato

Al ser uno de los platillos más conocidos en Chile, y considerándose un plato típico en Perú, no es extraño que haya variaciones en sus ingredientes tradicionales ―pollo, cebolla, ajo, pasas, albahaca, huevos y choclo―. 
Pudiendo realizarlo de manera dulce o salada, según los gustos del consumidor, lo cual deja mucho espacio creativo para obtener maneras innovadoras de elaboración.
En Argentina, por su parte. Emplean la azúcar quemada, y le dan un toque más crocante al pastel de choclo tradicional.